TEMAS DE ADOLESCENCIA

 

El último año escolar siempre ha sido especial e importante para todos los chicos, no solo por los eventos y momentos que suelen haber, sino también porque es el año en donde muchos eligen a qué quieren dedicarse una vez que acaben el colegio. La mayoría piensa en estudiar algo, ya sea en algún instituto o universidad, incluso muchos sueñan con irse fuera del país. Sin embargo, no siempre es una decisión fácil de tomar. Casi siempre viene acompañada de temores, miedos, dudas, así como presiones de parte de padres, maestros y amigos. ´

 

La idea es que pueda ser una elección lo más genuina posible; es decir, que esté basada en intereses y motivaciones personales y auténticas y no solo en presiones y expectativas del entorno. Así también, debe ser una decisión realista, que se haga en base a las habilidades cognitivas y emocionales de cada uno, así como a elementos propios de la realidad, tales como recursos económicos y posibilidades en medio del contexto y coyuntura.

 

Este año, debido a la coyuntura que todos estamos viviendo, puede ser particularmente agobiante para los chicos el poder tomar una decisión por sí solos. Es por esta razón que ahora más que nunca muchos de ellos necesitan un mayor apoyo para poder pensar acerca de esta decisión. A pesar de la situación de aislamiento social, es aun factible poder brindar este acompañamiento y orientación vocacional a los chicos.

 

Existen maneras de poder realizar entrevistas, pruebas y tests vocacionales, intelectuales, así como de personalidad, que permitan poder realizar una evaluación completa acerca de los intereses, habilidades y recursos de la persona. De esta manera se podría asesorar y acompañar a los chicos en esta elección que siempre ha sido tan difícil y compleja, pero que en este momento de tanta incertidumbre resulta aún más angustiante y confusa.

 

Adriana Alayza

Psicóloga - Equipo Centro Vinculare

Image by Steinar Engeland

ORIENTACIÓN VOCACIONAL EN ESTOS TIEMPOS

agosto 2020

Sabemos que la adolescencia puede ser una etapa bastante conflictiva para padres e hij@s. Más aún cuando nos toca vivir una situación en la que nos vemos obligados a pasar largos periodos de tiempo juntos en casa. Por ello, les traemos algunas  sugerencias  y recomendaciones para papás que pueden ayudar a mejorar la convivencia.

Respeta su privacidad.
Durante la cuarentena, las personas compartimos mucho más tiempo y espacios con nuestros familiares. Es de vital importancia que cada miembro de la familia pueda conservar y preservar un espacio y tiempo para sí mismo, sobre todo si son adolescentes. 

Muéstrate disponible y abierto para cuando necesite hablar contigo.
Resulta esperable que los jóvenes tiendan a recurrir primero a sus amigos y pares, y no tanto a sus padres. Sin embargo, con frecuencia recurrirán a un adulto responsable y en quién confían cuando una situación los sobrepasa.

Cuando acuda a ti para hablar, sólo escucha y acompaña. Un error frecuente es la de querer solucionarle los problemas a nuestros hijos. A veces, ellos solo necesitan hablar sobre lo que les pasa, sobre lo que les molesta, frustra y/o angustia, y necesitan ser escuchados. Quizá luego, cuando esté más tranquilo y calmado, ofrecer una sugerencia o un consejo. En ese sentido, vale la pena señalar que es una sugerencia, no una orden o una imposición. Que le quede claro a ella o a él, que tiene la libertad de decidir y aceptar la sugerencia o no.

Ayúdalo a establecer su propia rutina y organización.
- Permite que pueda crear su propia organización y rutina. Establece acuerdos y pautas con ella o con él en relación a las tareas de la casa, y que impliquen a otros miembros de la familia.

Evita sobrecargarlos de tareas y actividades.
- Si bien es necesario que realicen ciertas tareas y actividades en la casa, también es cierto que habrán momentos para relajarse y descansar. Tendemos a vivir en una sociedad orientada al rendimiento, y a veces, tendemos a relacionar el “no hacer nada” o “descansar” con “holgazanería”. En ocasiones nos puede costar ver a nuestros hijos “haciendo nada”.

Aprovecha los momentos de compartir para saber su opinión sobre lo que está pasando, e intercambiar perspectivas y puntos de vista. En estas conversaciones, evita el querer imponer una idea o creencia. Que se genere un espacio de intercambio en el que se pueda aceptar las diferentes opiniones.

Ayuda a que pueda estar informado sobre lo que sucede. Es de vital importancia, acudir a fuentes confiables y autorizadas, y evitar los “fake news”. En momentos de crisis como este, resulta de vital importancia mantener la calma, y no caer en ninguno de los extremos: en el pánico ni en la displicencia e irresponsabilidad.

 

Seiji Arakaki
Psicólogo

Image by Obie Fernandez

ADOLESCENCIA: CONVIVENCIA Y DIÁLOGO EN TIEMPO DE CRISIS

setiembre 2020